Powered by GoogleTranslate

 

OSHA Logo
NIOSH Logo

Guía provisional para la protección de los trabajadores de la exposición ocupacional al virus del Zika

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) y el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH) están monitoreando el brote del virus del Zika que se propaga a través de América Central y del Sur, México y partes del Caribe, incluyendo los territorios de los Estados Unidos (EE.UU.). Para la información más actualizada, coteje frecuentemente la página web del Zika de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Algunos estados de los EE.UU. tienen mosquitos que pueden infectarse con el virus del Zika y propagarlo, e infecciones en los EE.UU. asociadas al virus del Zika relacionadas a viajes, pueden dar lugar a la diseminación local del virus. Visite la página web Áreas con Zika de los CDC para conocer dónde hay transmisión en la actualidad. Los trabajadores que están expuestos en el trabajo a los mosquitos o a la sangre u otros fluidos corporales de personas infectadas, pueden estar en riesgo de adquirir ocupacionalmente una infección por el virus del Zika. Esta guía provisional ofrece a los empleadores y los trabajadores información y orientación sobre la prevención de la exposición ocupacional al virus del Zika. La guía pudiera ser actualizada según se haga disponible información adicional.

 

Este boletín no es un estándar o reglamento, y no crea ninguna obligación nueva. Contiene recomendaciones así como descripciones de estándares obligatorios de seguridad y salud. Las recomendaciones son de carácter consultivo, de contenido informativo y están diseñadas para ayudar a los empleadores en proveer un lugar de trabajo seguro y salubre. La Ley de Seguridad y Salud Ocupacional requiere que los empleadores cumplan con los estándares y reglamentos de seguridad y salud promulgados por OSHA o por un estado con un plan estatal aprobado por OSHA. Además, la Cláusula de Deber General (General Duty Clause), sección 5(a)(1), requiere que los empleadores provean a sus empleados un lugar de trabajo libre de riesgos reconocidos que puedan causar la muerte o daño físico grave.

Destacas

Ésta es una micrografía de electrónico de transmisión (TEM) coloreada digitalmente del virus del Zika. En el 2015, unos casos de infección con el virus del Zika surgieron en las Américas y el Caribe

Ésta es una micrografía de electrónico de transmisión (TEM) coloreada digitalmente del virus del Zika. En el 2015, unos casos de infección con el virus del Zika surgieron en las Américas y el Caribe.

Foto: CDC / Cynthia Goldsmith

Introducción
Los mosquitos del tipo Aedes aegypti, como en la foto, pueden infectarse cuando pican a personas infectadas y pueden propagar el virus del Zika a otras personas que piquen después

Los mosquitos del tipo Aedes aegypti, como en la foto, pueden infectarse cuando pican a personas infectadas y pueden propagar el virus del Zika a otras personas que piquen después.

Foto: CDC / James Gathany

El virus del Zika se transmite principalmente por las picaduras (o las picadas) de mosquitos infectados. Los mosquitos pueden infectarse cuando pican a personas infectadas y pueden propagar el virus del Zika a otras personas que piquen después.

Históricamente, el virus del Zika se ha encontrado en África, el sudeste de Asia y las Islas del Pacífico. El primer caso fue identificado en el Bosque Zika en Uganda en 1947.1 En el 2015, unos casos de infección con el virus del Zika surgieron en las Américas y el Caribe.

El virus del Zika tiene el potencial de propagarse en cualquier lugar que se encuentran los mosquitos capaces de propagar el virus del Zika. Los mosquitos de la especie Aedes son un vector principal (es decir, portador) del virus del Zika en los EE.UU. Aedes aegypti (comúnmente conocido como mosquitos de fiebre amarilla) se concentran típicamente en el sur de los EE.UU., así como en partes del Suroeste. Otro vector del virus del Zika es Aedes albopictus (comúnmente conocido como mosquitos Tigre Asiáticos), que se encuentran en gran parte del sur y el este de los EE.UU. Aedes también puede transportar otros arbovirus, incluyendo el dengue, la fiebre amarilla, Chikungunya, encefalitis Japonés, y del Nilo Occidental. Los CDC ofrecen información sobre la vigilancia de los mosquitos Aedes (en inglés) en los EE.UU.


1 Hayes, Edward B. "El Virus del Zika Fuera de África" (en inglés), Enfermedades Infecciosas Emergentes, 15, 9, 1347–1350 (2009).

La infección del virus Zika en los humanos

La evidencia actual basada en la ciencia sugiere que aproximadamente una de cada cinco personas infectadas desarrolla síntomas del virus del Zika, que comienzan generalmente de 2 a 7 días después de la picadura de un mosquito infectado. Los síntomas son leves, por lo general, y pueden durar de 2 a 7 días. Los síntomas más comunes de la infección con el virus del Zika son fiebre, erupción cutánea, dolor de las articulaciones, y ojos rojos o rosas. Otros síntomas incluyen mialgia (dolor muscular) y dolor de cabeza. Estos síntomas son similares a los de la fiebre del dengue o chikungunya. Las complicaciones neurológicas y autoinmunes son poco frecuentes, pero se han descrito en brotes en la Polinesia y, más recientemente, Brasil.

Durante la primera semana de la infección, el virus del Zika se puede detectar en la sangre y es capaz de propagarse de una persona infectada a un mosquito que se alimenta de esa persona. Los mosquitos infectados pueden entonces propagar el virus a otras personas a través de las picaduras. En algunos casos, el contacto directo con sangre infectada u otros fluidos corporales (tales como el semen por transmisión sexual) de una persona infectada puede causar la transmisión del virus.

El virus del Zika se puede propagar de una mujer embarazada al feto y se ha relacionado con un defecto congénito grave del cerebro llamada microcefalia en los bebés de madres que tenían el virus del Zika durante el embarazo. Se han detectado otros problemas entre los fetos y recién nacidos infectados con el virus del Zika antes del nacimiento, tales como estructuras cerebrales ausentes o poco desarrolladas, defectos del ojo, deficiencias auditivas y retraso en el crecimiento. Los CDC recomiendan tomar precauciones especiales para las mujeres que están o pueden quedar embarazadas.

Control y Prevención

En las zonas afectadas por la transmisión del virus del Zika, protéjase a sí mismo y a los demás de una posible exposición al virus del Zika tomando siempre medidas para evitar las picaduras de mosquitos. No existe una vacuna para prevenir el virus del Zika y no existe un tratamiento específico para las personas que se infectan.

Aunque el virus del Zika generalmente se propaga por las picaduras de mosquitos infectados, la exposición a la sangre de una persona infectada u otros fluidos corporales (como semen a través de la transmisión sexual) también puede resultar en la transmisión. Los empleadores deben adiestrar a los trabajadores acerca de los riesgos de exposición al virus del Zika a través de las picaduras de mosquitos y el contacto directo con la sangre infecciosa u otros fluidos corporales y sobre cómo protegerse a sí mismos. También los empleadores deben proporcionar información sobre los efectos de la infección por el virus del Zika, incluyendo modos de transmisión y su relación posible con defectos de nacimiento, a las trabajadoras que están embarazadas o que pueden estar embarazadas o cuyas parejas sexuales están o pueden quedar embarazadas.

Los trabajadores al aire libre pueden estar en mayor riesgo de exposición al virus del Zika. Algunos trabajadores, incluyendo los que trabajan con insecticidas para el control de mosquitos y trabajadores de la salud que pueden estar expuestos a sangre contaminada u otros materiales potencialmente infecciosos de las personas infectadas con el virus del Zika, pueden requerir protecciones adicionales (por ejemplo, ciertos tipos de equipo de protección personal, PPE). Los empleadores tienen que cumplir con las precauciones universales para exposiciones potenciales de los patógenos transmitidos por la sangre (BBP), tal como se describe en la norma BBP de OSHA (29 CFR 1910.1030, en inglés), y todos los requisitos aplicables de las normas de PPE de OSHA (29 CFR 1910 Subparte I, en inglés), entre otros requisitos de OSHA.

Para ayudar a los empleadores a implementar protecciones eficaces en el lugar de trabajo, consulte el sitio web de los CDC sobre Zika, para la información más reciente.

El virus del Zika se transmite principalmente por las picaduras (o las picadas) de mosquitos infectados. La eliminación de las fuentes de agua estancada (por ejemplo, neumáticos, baldes, latas, botellas, barriles) siempre que sea posible puede reducir o eliminar los criaderos de mosquitos.

El virus del Zika se transmite principalmente por las picaduras (o las picadas) de mosquitos infectados. La eliminación de las fuentes de agua estancada (por ejemplo, neumáticos, baldes, latas, botellas, barriles) siempre que sea posible puede reducir o eliminar los criaderos de mosquitos..

Foto: CDC

Trabajadores al aire libre

Acciones recomendadas al empleador:

  • Informar a los trabajadores sobre los riesgos de la exposición al virus del Zika a través de las picaduras de mosquitos y adiestrarlos en cómo protegerse a sí mismos. Consulte el sitio web de los CDC para conocer las zonas afectadas por el Zika.
  • Proporcionar repelentes de insectos y fomentar su uso de acuerdo con la guía que se detalla más abajo.
  • Proporcionar a los trabajadores y motivarles a usar ropa que cubre sus manos, brazos, piernas, y otra piel expuesta. Considere proporcionar a los trabajadores sombreros con un mosquitero para proteger la cara y el cuello.
  • En un clima cálido, promover que los trabajadores usen ropa ligera, holgada. Este tipo de ropa protege a los trabajadores contra los rayos dañinos del sol y proporciona una barrera para los mosquitos. Siempre proporcionar a los trabajadores agua, descanso y sombra adecuados, y observarlos por si exhiben signos y síntomas de la enfermedad por el calor (en inglés).
  • Eliminar las fuentes de agua estancada (por ejemplo, neumáticos, baldes, latas, botellas, barriles) siempre que sea posible para reducir o eliminar los criaderos de mosquitos. Adiestrar a los trabajadores sobre la importancia de eliminar las áreas donde los mosquitos se reproducen en el lugar de trabajo.
  • Si es solicitado por un trabajador, considerar reasignar cualquier persona que indica que está o puede quedar embarazada, o que es hombre y que tiene una pareja sexual que es o pueda quedar embarazada, a tareas en el interior para reducir el riesgo de picaduras de mosquitos.

Acciones recomendadas a los trabajadores:

La mejor manera de protegerse del Zika, así como otras enfermedades propagadas por mosquitos, es evitar las picaduras (o las picadas) de mosquitos medidas para el uso de repelente de insectos, el uso de mangas largas y pantalones, y la reducción de criaderos de mosquitos, tales como el agua estancada.

La mejor manera de protegerse del Zika, así como otras enfermedades propagadas por mosquitos, es evitar las picaduras (o las picadas) de mosquitos medidas para el uso de repelente de insectos, el uso de mangas largas y pantalones, y la reducción de criaderos de mosquitos, tales como el agua estancada..

Foto: CDC

  • Usar repelentes de insectos de acuerdo con la guía que se detalla más adelante.
  • Usar ropa que cubra las manos, los brazos, las piernas y el resto de piel expuesta. Usar sombreros con un mosquitero para proteger la cara y el cuello. Usar calcetines que cubren los tobillos y las pantorrillas.
  • En clima cálido, usar ropa ligera y holgada. Este tipo de ropa protege a los trabajadores contra los rayos dañinos del sol y proporciona una barrera para los mosquitos. Beber mucha agua, tomar descansos en áreas sombreadas y observar los signos y síntomas de la enfermedad por el calor (en inglés), incluso en los compañeros de trabajo.
  • Eliminar las fuentes de agua estancada (por ejemplo, neumáticos, baldes, latas, botellas, barriles) siempre que sea posible para reducir o eliminar los criaderos de mosquitos.
  • Hablar con su supervisor(es) sobre cualquier asignación(es) de trabajo al aire libre si está o puede quedar embarazada o, para los hombres, si su pareja sexual está o puede quedar embarazada. Estos trabajadores deberían estar familiarizados con la información de los CDC sobre el virus del Zika y el embarazo.
  • En caso de síntomas, buscar atención médica de inmediato. Discutir cualquier posible exposición a los mosquitos o infecciones transmitida por los mosquitos con un profesional de la salud.

Guía sobre el uso de repelentes de insectos para los empleadores y los trabajadores:

  • Siempre seguir las indicaciones de la etiqueta al usar repelente de insectos.
  • Usar repelente de insectos que contenga un ingrediente activo registrado por la EPA (en inglés). Todos los ingredientes activos registrados por la EPA han demostrado repelencia, pero algunos proporcionan una protección más duradera que otros. La investigación sugiere que los repelentes que contienen DEET (N, N-dietil-m-toluamida) o Picaridin (KBR 3023) por lo general proporcionan una protección más duradera que los otros productos, y el aceite de eucalipto de limón (p-mentano-3,8-diol) proporciona una protección más duradera que otros repelentes a base de plantas. La permetrina es otro repelente de larga duración para ser aplicado sobre la ropa y accesorios, pero no directamente a la piel.
  • Escoger un repelente que proporcione protección para la cantidad de tiempo que va a estar al aire libre. En general, cuanto más ingrediente activo (mayor concentración) contiene un repelente, más tiempo va a proteger contra las picaduras de mosquitos. Por ejemplo, mientras más DEET un repelente contenga, más tiempo lo puede proteger contra las picaduras de mosquitos, con tiempos de protección que van de un hora (4,75% DEET) a 5 horas (23,8% DEET). Los estudios sugieren que las concentraciones de DEET por encima de aproximadamente el 50% no ofrecen un incremento significativo en el tiempo de protección contra los mosquitos; la eficacia de DEET tiende a estabilizarse a una concentración de aproximadamente 50%.
  • Para evitar una reacción al DEET u otros ingredientes en los repelentes de insectos, leer y seguir las instrucciones de todos los repelentes de insectos antes de su uso. Rociar insecticida (la permetrina) en el exterior de la ropa, ya que es posible que los mosquitos piquen a través de ropa fina.
  • NO rociar repelente de insectos en la piel que está debajo de la ropa.
  • NO aplicar repelente de insectos en la piel que ya está irritada, o con cortaduras / laceraciones.
  • NO rociar aerosoles ni bombear productos en áreas cerradas. NO rociar producto de la bomba o aerosol directamente en la cara. En primer lugar, rociarlo en las manos y luego lo aplicarlo cuidadosamente sobre la cara (no permita que el repelente de insectos entre en contacto con los ojos o la boca).
  • Después de regresar al interior y antes de comer, usar agua y jabón para lavar la piel que ha sido tratada con repelente de insectos. Aplicar repelente de nuevo cuando vuelva al aire libre o después de comer.
  • Los trabajadores al aire libre pueden necesitar usar protector solar en conjunción con repelente de insectos. Los repelentes que se aplican de acuerdo a las instrucciones de la etiqueta se pueden usar con protector solar sin que haya reducción en la actividad repelente. Sin embargo, datos limitados muestran un tercio de disminución en el factor de protección solar (SPF) de protectores solares cuando se utilizan repelentes de insectos que contienen DEET después de aplicar un protector solar. No se recomiendan los productos que combinan protector solar y repelente, ya que puede ser necesario aplicar protector solar más frecuentemente y en cantidades mayores que las necesarias para que el componente repelente pueda proporcionar protección contra los insectos que pican. La mejor opción es utilizar productos separados, aplicando el protector solar primero y luego aplicando el repelente. Debido a la disminución del SPF cuando se usa un repelente de insectos que contiene DEET después de aplicar protector solar, los usuarios puede que necesiten reaplicar el protector solar más frecuentemente.2
  • Dejar de usar repelente de insectos y/o protector solar si se desarrolla una erupción u otros síntomas adversos. Lavar la piel con agua y jabón. Consultar un proveedor de cuidado de la salud o un centro de control de envenenamiento (en inglés) para obtener más instrucciones. Asegurarse de informar a su profesional médico o centro de control de envenenamiento el repelente de insectos utilizado (por ejemplo: el tipo, cuándo y dónde se aplicó). Tomar otras acciones, como se describe en esta guía, para evitar las picaduras de mosquitos si no se puede utilizar el repelente de insectos.

Los trabajadores en establecimientos de cuidado de la salud y laboratorios

Los empleadores y los trabajadores en establecimientos de cuidado de la salud y laboratorios deben emplear buenas prácticas de control de infecciones y bioseguridad (incluyendo las precauciones universales) según corresponda, para evitar o reducir al mínimo el riesgo de transmisión de agentes infecciosos (por ejemplo, el virus del Zika). Siempre seguir las precauciones universales para exposiciones potenciales a BBP, tal como se describe en la norma BBP de OSHA (29 CFR 1910.1030, en inglés). En el cuidado de la salud, se pueden utilizar las precauciones estándares para ampliar las precauciones universales requeridas por la norma BBP, con la adición de varias protecciones (incluyendo PPE expandido) que no están cubiertas por la norma BBP. Las precauciones estándares incluyen, pero no se limitan al lavado de manos y el uso de PPE para evitar el contacto directo con la sangre y otros materiales potencialmente infecciosos, incluyendo muestras/especímenes de laboratorio. El PPE puede incluir guantes, batas, máscaras y protección para los ojos.

La higiene de manos consiste en lavar con agua y jabón o en usar desinfectantes para manos a base de alcohol que contengan al menos 60 por ciento de alcohol.3 El jabón y el agua son lo mejor para las manos que están visiblemente sucias. Lavarse las manos antes y después de cualquier contacto con un paciente, después de cualquier contacto con material potencialmente infeccioso y antes de colocarse y al quitarse el PPE, incluyendo guantes.

Los laboratorios deben garantizar que sus instalaciones y prácticas cumplen con el nivel de bioseguridad (BSL) adecuado para el tipo de trabajo que se lleva a cabo en el laboratorio (incluyendo los agentes biológicos específicos – en este caso, el virus del Zika). Los CDC tienen directrices de bioseguridad para transportar muestras y trabajar con el virus del Zika en el laboratorio. Bioseguridad en laboratorios microbiológicos y biomédicos (BMBL), 5ª Edición (en inglés), también proporciona una guía detallada sobre bioseguridad cuando se trabaja con los arbovirus, incluyendo Zika, en la Sección VIII - F: Arbovirus y Virus Zoonóticos Relacionados. Los laboratorios deben manipular el virus del Zika en el BSL-2, incluyendo limitar el acceso a los laboratorios y otras áreas de trabajo cuando se esté haciendo el trabajo y llevando a cabo ciertos procedimientos en cabinas de seguridad biológica u otros equipos de contención. Algunos procedimientos pueden requerir precauciones en BSL-3, incluyendo protección respiratoria adicional, a base de la evaluación de riesgos del trabajo propuesto.4 La guía BMBL también describe los niveles de bioseguridad en la Sección IV - Criterios de laboratorio de nivel de bioseguridad (en inglés).

Los empleadores tienen que cumplir con los requisitos aplicables de las normas BBP (29 CFR 1910.1030, en inglés), PPE (29 CFR 1910.132, en inglés) y protección respiratoria (29 CFR 1910.134, en inglés), entre otros requisitos de OSHA.

Además, los empleadores deben garantizar que los trabajadores:

  • Sigan los procedimientos normalizados de trabajo (por ejemplo, planes de control de exposición del lugar de trabajo) y utilizar los controles de ingeniería y prácticas de trabajo disponibles en el lugar de trabajo para evitar la exposición a sangre u otros materiales potencialmente infecciosos. Ver 29 CFR 1910.1030 (en inglés).
  • NO doblen, vuelvan a colocarle la tapa, ni eliminen agujas contaminadas u otros objetos punzantes contaminados. Deseche adecuadamente estos artículos en contenedores que se puedan cerrar, sean resistente a los pinchazos y las fugas y que están etiquetados o codificados por colores. Ver 29 CFR 1910.1030 (en inglés).
  • Utilicen objetos punzantes con diseño integrado para protección contra lesiones punzantes (SESIP) para evitar lesiones con objetos filosos.
  • Informen a los supervisores tan pronto como sea posible sobre todos los pinchazos de aguja, laceraciones y otros incidentes de exposición.

Los empleadores deben tener en cuenta mayores precauciones en situaciones en las que los trabajadores están en riesgo elevado de exposición al virus del Zika u otros riesgos. Los CDC recomiendan que los trabajadores de la salud utilicen las precauciones estándares durante la atención al paciente, independientemente del estado, presunto o confirmado, de infección con Zika.5 Aunque no hay evidencia de transmisión del Zika a través de la exposición al aerosol, el minimizar la aerosolización de sangre o fluidos corporales tanto como sea posible durante las tareas de cuidado de pacientes o de laboratorio puede ayudar a prevenir la exposición de los trabajadores a otros patógenos. Durante los procedimientos que generan aerosoles u otras tareas similares, pueden ser necesarias protecciones adicionales, incluyendo controles de ingeniería, para garantizar la contención de los patógenos o PPE mejorado para prevenir o reducir la exposición.

Los trabajadores que realizan tareas relacionadas al control de mosquitos

Cuando se trabaja al aire libre, seguir las mismas precauciones generales recomendadas para los trabajadores al aire libre, para la protección contra las picaduras de mosquitos. Los trabajadores que realicen tareas relacionadas al control de mosquitos pueden necesitar protecciones adicionales, en función de sus tareas de trabajo.

Los trabajadores que entran o que trabajan cerca de áreas con poblaciones densas de mosquitos, tales como estanques y otros lugares con agua estancada, pueden necesitar una mayor protección de la piel para evitar las picaduras de mosquitos. Los empleadores deben evaluar los riesgos de las picaduras de mosquitos para esos trabajadores, y considerar la posibilidad de proveer cualquier tipo de ropa protectora adicional para cubrir la totalidad de la piel expuesta de tales trabajadores.

Los trabajadores que mezclan, cargan, aplican, o realizan otras tareas que involucran insecticidas de área amplia (o área) pueden necesitar protección adicional para evitar o reducir la exposición a sustancias químicas peligrosas.

EPA regula el uso seguro de pesticidas a través de la Norma de Protección del Trabajador Agrícola (WPS) (en inglés). Aunque la WPS es un reglamento para las pesticidas agrícolas destinadas a reducir el riesgo de intoxicaciones por pesticidas y lesiones entre los trabajadores agrícolas y los que manejan pesticidas, sus requisitos pueden proporcionar un modelo para la protección de los trabajadores que utilizan insecticidas en las operaciones del control de mosquitos. La página web de WPS de la EPA proporciona información sobre la capacitación en seguridad de pesticidas, notificación de sus aplicaciones, el uso de PPE, los intervalos de entrada restringida después de la aplicación de pesticidas, equipos de descontaminación y la asistencia médica en emergencias.

Los trabajadores de operaciones para el control de mosquitos con insecticidas pueden requerir respiradores, que deben ser usados de acuerdo con los requisitos de la selección del respirador, el alta médica, pruebas de ajuste y otros requisitos de la norma de Protección Respiratoria de OSHA (29 CFR 1910.134, en inglés). Los empleadores deben supervisar el uso de los respiradores por cualquier trabajador que tiene que conducir vehículos (por ejemplo, los camiones utilizados para la aplicación de insecticidas) para asegurar que el uso del respirador no restringe la capacidad del trabajador para operar el vehículo de forma segura. La página web de Temas de Seguridad y Salud sobre Protección Respiratoria (en inglés) de OSHA proporciona información general sobre el uso del respirador y las normas de OSHA que pueden aplicar a la utilización de otros productos químicos.

Los empleadores también deben cumplir con todos los requisitos aplicables de las normas sobre PPE de OSHA (29 CFR 1910 Subparte I, en inglés), entre otros requisitos de OSHA.


2 Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (HHS), Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), "Información de salud para viajes internacionales, 2016 (Libro Amarillo)" (en inglés)."

3 Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (HHS), Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), "Muéstreme los fundamentos científicos: Cuándo usar desinfectante de manos."

4 Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (HHS), "Bioseguridad en Laboratorios Microbiológicos y Biomédicos (BMBL), 5ª Edición" (en inglés).

5 Comité Asesor sobre Prácticas de Control de las Infecciones del Cuidado de la Salud, "Directrices para las precauciones de aislamiento: prevenir la transmisión de agentes infecciosos en ámbitos de atención médica" (en inglés), Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (HHS).

Los trabajadores que están expuestos en el trabajo a los mosquitos pueden estar en riesgo de adquirir ocupacionalmente una infección por el virus del Zika. Siga la guía de OSHA/NIOSH para prevenir las picaduras (o las picadas) de mosquitos con el fin de reducir el riesgo de exposición de los trabajadores al virus del Zika

Los trabajadores que están expuestos en el trabajo a los mosquitos pueden estar en riesgo de adquirir ocupacionalmente una infección por el virus del Zika. Siga la guía de OSHA/NIOSH para prevenir las picaduras (o las picadas) de mosquitos con el fin de reducir el riesgo de exposición de los trabajadores al virus del Zika.

Foto: CDC / James Gathany

Orientación general para los empleadores de trabajadores con Zika sospechado o confirmado

Los CDC aconsejan a las personas, incluidos los trabajadores, infectados con el virus del Zika6:

  • Descansar suficiente.
  • Tomar líquidos para prevenir la deshidratación.
  • Tomar medicamentos como acetaminofén para aliviar la fiebre y el dolor.
  • No tomar aspirina, ibuprofeno, naproxeno, u otros medicamentos antinflamatorios no esteroideos (AINE) a causa de casos raros de sangrado que ocurren con los flavivirus y estos medicamentos.
  • Hablar con un proveedor de cuidado de la salud antes de tomar medicamentos, incluyendo recetados, para otras condiciones.
  • Para prevenir que otros se enfermen, evitar las picaduras de mosquitos durante la primera semana de la infección. El uso de ropa que cubra la piel y el uso de repelentes de insectos pueden ayudar a prevenir las picaduras de mosquitos.
  • Para ayudar a prevenir la transmisión a las parejas a través del contacto sexual, abstenerse de tener relaciones sexuales o usar condones durante la actividad sexual durante y después de la infección. Para recomendaciones específicas para prevenir la transmisión sexual, por favor visitar la página web de los CDC del Zika y Transmisión Sexual.

Los empleadores deben:

  • Asegurarse de que todos los supervisores y los trabajadores que pudieran estar expuestos son conscientes de los síntomas de Zika.
  • Adiestrar a los trabajadores a buscar evaluación médica si se desarrollan síntomas de Zika.
  • Asegurar que los trabajadores reciban una evaluación médica pronta y adecuada y seguimiento después de una exposición posible al virus del Zika. Si la exposición cae bajo la norma BBP de OSHA (29 CFR 1910.1030, en inglés), los empleadores tienen que cumplir con los requisitos de la evaluación médica y seguimiento en la norma. Ver 29 CFR 1910.1030(f).
  • Considerar opciones para la concesión de la licencia por enfermedad durante el período infeccioso. Los CDC describen los pasos que empleadores y empleados pueden tomar para proteger a los demás (en inglés) durante la primera semana de la enfermedad del virus del Zika.

La sección 11(c) (en inglés) de la Ley de Seguridad y Salud Ocupacional, 29 USC 660(c), prohíbe a los empleadores tomar represalias contra los trabajadores por expresar sus preocupaciones sobre las condiciones de seguridad y salud. OSHA exhorta a los trabajadores que sufren este tipo de discriminación a someter una querella a OSHA. Los trabajadores tienen 30 días después de una represalia presunta para presentar sus quejas.


6 Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (HHS), Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), "Acerca de la enfermedad por el virus del Zika."

Viajar a las zonas afectadas por Zika

Cuando viaje hacia o a través de las zonas afectadas por Zika, seguir las precauciones descritas en la página de Control y Prevención para actividades de trabajo específicos. La guía de los CDC para viajar a las zonas afectadas por Zika también puede ayudar a los empleadores y los trabajadores en operaciones relacionadas con los viajes, como las aerolíneas, los miembros de las tripulaciones de aerolíneas, y los trabajadores de cruceros a tomar medidas de protección adecuadas.

Los empleadores deben considerar permitir flexibilidad en viajes requeridos para los trabajadores que están preocupados por la exposición al virus del Zika. Políticas flexibles de viaje y ausencias del trabajador pueden ayudar a controlar la propagación del virus del Zika, incluyendo a los trabajadores que están preocupados por los efectos reproductivos potencialmente asociados con la infección por el virus del Zika.

Considerar la posibilidad de retrasar los viajes a las zonas afectadas por el virus del Zika, especialmente para las trabajadoras que están o pueden quedar embarazadas o, en el caso de hombres, cuyas parejas sexuales pueden quedar embarazadas. Los CDC recomiendan que las mujeres en cualquier trimestre no viajen a una zona con transmisión activa del virus Zika. Los CDC han publicado información sobre Zika y los viajes (en inglés) por regiones, lo que puede ayudar a los trabajadores y los empleadores en la toma de decisiones relacionadas con los viajes o en la aplicación de precauciones cuando se viaja. Las mujeres embarazadas, las mujeres que puedan quedar embarazadas, y los hombres con parejas sexuales que están o puedan quedar embarazadas deben consultar con su médico acerca de los riesgos asociados a la infección por el virus del Zika durante el embarazo. Se puede encontrar más información en la página web de los CDC del Zika y el embarazo.

Aún si no se sienten enfermos, los viajeros que regresan a los EE.UU. de una zona con Zika deben tomar medidas para prevenir las picaduras de mosquitos durante tres semanas para que no pasen Zika a mosquitos que pueden propagar el virus a otras personas. Los CDC también proporcionan información sobre la prevención de picaduras de mosquitos para los viajeros (en inglés).

Recursos adicionales
Back to Top

Thank You for Visiting Our Website

You are exiting the Department of Labor's Web server.

The Department of Labor does not endorse, takes no responsibility for, and exercises no control over the linked organization or its views, or contents, nor does it vouch for the accuracy or accessibility of the information contained on the destination server. The Department of Labor also cannot authorize the use of copyrighted materials contained in linked Web sites. Users must request such authorization from the sponsor of the linked Web site. Thank you for visiting our site. Please click the button below to continue.

Close