<< Back to Previous

PRUEBAS DE AJUSTE DE LOS RESPIRADORES

Este video se ocupa de los requisitos sobre las pruebas de ajuste de los respiradores para todos los trabajadores que deben usar respiradores de ajuste hermético. La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional - también llamada OSHA - y sus agencias estatales, exigen a los empleadores que hagan pruebas de ajuste a los empleados que deben usar respiradores en el trabajo.

Este video proporciona un breve resumen e información general sobre los requisitos de pruebas de ajuste según las normas federales o estatales de la OSHA para la protección respiratoria. Este video puede ser parte de la capacitación sobre protección respiratoria exigida por la OSHA, que incluye muchos temas, como la forma de colocarse y quitarse un respirador y cómo usarlo, limpiarlo y ocuparse de su mantenimiento. Su empleador debe además proporcionarle capacitación específica para su lugar de trabajo.

Aunque este video se ocupa de algunas de las responsabilidades de su empleador según los requisitos de la OSHA para las pruebas de ajuste de la protección respiratoria, es importante recordar que el propósito de un respirador que se ajuste correctamente es proteger su salud y seguridad.

Un respirador no puede protegerlo si no se ajusta a su cara. Es así de simple. Algunos respiradores, conocidos como respiradores de ajuste hermético, deben crear un sellado hermético con su cara o su cuello para funcionar adecuadamente. Si su respirador no se ajusta adecuadamente a su cara, el aire contaminado puede filtrarse dentro de la máscara, y usted podría inhalar sustancias peligrosas. Por lo tanto, antes de que usted use un respirador de ajuste hermético en el trabajo, su empleador debe asegurarse de que sea adecuado para usted. Su empleador se encarga de esto con una prueba de ajuste, que le hará a usted mientras use un respirador de la misma marca, modelo y tamaño que el que utilizará mientras trabaje. De esa manera, usted sabrá que su respirador se ajusta adecuadamente y lo puede proteger, siempre que lo use correctamente.

Además, antes de que usted use un respirador o haga la prueba de ajuste, su empleador debe asegurarse de que esté médicamente apto para usarlo.

Entonces, ¿qué es una prueba de ajuste? Una "prueba de ajuste" controla el sellado entre la máscara del respirador y su cara. Lleva aproximadamente entre quince y veinte minutos, y debe realizarse al menos una vez al año. Una vez que haya aprobado la prueba de ajuste con un respirador, deberá usar exactamente la misma marca, modelo, estilo y tamaño de respirador en su trabajo.

No debe confundir la prueba de ajuste con la inspección del sellado por el usuario. Una inspección del sellado por el usuario es una verificación rápida que realiza la misma persona que utiliza el respirador cada vez que se lo coloca. Determine si el respirador está colocado correctamente sobre el rostro, o si hay que volver a ajustarlo.

Hay dos tipos de pruebas de ajuste: las cualitativas y las cuantitativas.

Las pruebas de ajuste cualitativas son métodos de prueba con dos posibles resultados: aprobado o desaprobado. Estas pruebas usan su sentido del gusto o el olfato, o su reacción a un producto irritante, para detectar pérdidas en la máscara del respirador. Las pruebas de ajuste cualitativas no miden la cantidad de las pérdidas. Si el respirador pasa o no esta prueba se basa simplemente en que usted detecte la filtración de la sustancia de prueba en su máscara. Existen cuatro métodos cualitativos de pruebas de ajuste aceptados por la OSHA:

  • Acetato de isoamilo, que huele a banana;
  • Sacarina, que deja un sabor dulce en su boca;
  • Bitrex, que deja un sabor amargo en su boca; y
  • Humo irritante, que puede causar tos.

Las pruebas de ajuste cualitativas se usan habitualmente para los respiradores de media máscara: aquellos que solo cubren su nariz y su boca. Los respiradores de media máscara pueden ser respiradores de máscara filtrante, a menudo llamados N95, así como respiradores elastoméricos.

Las pruebas cuantitativas usan una máquina para medir la intensidad de la filtración en la máscara, y no dependen de su sentido del gusto, olfato o de su irritación para detectarla. Los respiradores usados durante este tipo de prueba de ajuste tendrán una sonda ajustada a la máscara, que se conectará a la máquina a través de una manguera. Hay tres métodos aceptados por la OSHA para las pruebas de ajuste cuantitativas:

  • Aerosol generado;
  • Aerosol ambiental; y
  • Presión negativa controlada.

Las pruebas de ajuste cuantitativas pueden usarse para cualquier tipo de respirador de ajuste hermético.

Muchos trabajadores deben usar anteojos recetados o equipo de protección personal, como anteojos de seguridad u orejeras, mientras trabajan. Si usted es uno de ellos, deberá usar esos elementos durante la prueba de ajuste para asegurarse de que no interfieran con el ajuste del respirador.

Debe hacer la prueba de ajuste antes de usar un respirador en el lugar de trabajo, y debe volver a hacer la prueba al menos cada 12 meses para asegurarse de que el respirador que usa aún se ajusta bien a usted. Debe pasar la prueba de ajuste con la marca, el modelo, el estilo y el tamaño específicos del respirador que usará.

No todos pueden lograr un buen ajuste con un respirador específico. Si el respirador no pasa la prueba de ajuste, deberá probar con otra marca, modelo, estilo o tamaño, hasta encontrar el respirador que se ajuste adecuadamente a usted. Por lo tanto, su empleador debe proporcionarle una selección razonable de tamaños y modelos entre los cuales elegir. Cuando haya completado el proceso de prueba de ajuste, es muy importante que sepa qué marca, modelo, estilo y tamaño de respirador se ajusta adecuadamente a su cara, y cuándo y dónde tendrá que usarlo para protegerse.

Además, el ajuste de su respirador debe volver a probarse siempre que haya un cambio en su condición física que pueda afectarlo. Esos cambios pueden incluir:

  • cambios de peso importantes;
  • trabajos dentales importantes (como una nueva dentadura postiza);
  • cirugía facial que pueda haber cambiado la forma de su cara; o
  • cicatrices significativas en la zona del cierre hermético.

Cualquiera de esos cambios puede afectar la capacidad de su respirador para adaptarse adecuadamente a su cara, y eso podría permitir que el aire contaminado se filtre dentro de la máscara.
Si descubre que el ajuste de su respirador es inaceptable, deberán permitirle elegir un tipo de respirador diferente y volver a hacer la prueba. La selección puede incluir un respirador de una nueva marca, modelo, estilo o tamaño.

El vello facial, como la barba o los bigotes, puede afectar la capacidad de protección de su respirador. Todo lo que esté entre su cara y el sello del respirador, o se meta en las válvulas del respirador, puede permitir que entre aire contaminado en la máscara, y usted no estará protegido. Por ejemplo, si tiene el cabello largo, asegúrese de que no quede entre el sello del respirador y su cara, porque esto puede permitir que se filtre aire contaminado.

Las pruebas de ajuste pueden estar a cargo de su empleador o otra organización, como un sindicato, un programa de aprendizaje, una asociación de contratistas, o un empleador anterior. Su empleador actual puede aceptar pruebas de ajuste que usted haya recibido de otra organización (como un empleador anterior) dentro de los 12 meses anteriores, siempre que usted use un respirador de la misma marca, modelo, estilo y tamaño en su nuevo sitio de trabajo. Esto se conoce como "transferibilidad de las pruebas de ajuste".

Aunque puede transferir una prueba de ajuste reciente de un empleo a otro, aún es responsabilidad de su empleador actual garantizar que se cumplan los requisitos de pruebas de ajuste y registros de la Norma de Protección Respiratoria de la OSHA antes de que usted use un respirador para su protección contra exposiciones peligrosas en el trabajo.

A veces los trabajadores son dueños de sus propios respiradores y los llevan al trabajo cuando es necesaria una protección respiratoria. Si su empleador le permite utilizar su respirador personal para la protección, aún debe cumplir todos los requisitos de la norma de la OSHA. Por ejemplo, su empleador aún debe garantizar que:

  • su respirador es adecuado para los peligros a los que se expone;
  • se realicen adecuadamente el mantenimiento, la limpieza y el almacenamiento de su respirador; y
  • se siga el calendario adecuado para reemplazar los cartuchos y filtros.

Recuerde, sin embargo, que aunque su empleador puede autorizarlo a usar su propio respirador, no puede obligarlo a usar su propio respirador.

Este video le ha proporcionado un breve resumen de los requisitos para las pruebas de ajuste de la OSHA. Hay muchas otras cosas que usted debe saber y hacer antes de poder usar un respirador en forma segura en un entorno de trabajo peligroso. Aunque este video puede ser parte de su capacitación sobre protección respiratoria, su empleador debe además proporcionarle entrenamiento adicional sobre los respiradores, incluida una capacitación específica para su lugar de trabajo.

Recuerde, si no sabe si necesita un respirador para sus tareas, o si no está seguro cómo usar correctamente un respirador, o sobre qué filtro o cartucho debe usar, hable con su supervisor antes de ingresar al área peligrosa.

Para más información sobre el uso de respiradores en su lugar de trabajo, diríjase a estos sitios web de la OSHA y el NIOSH. Encontrará la Norma de Protección Respiratoria de la OSHA, videos adicionales de capacitación sobre respiradores, y otro material de orientación para ayudarlo a trabajar en forma segura.